Norman B. Schwarz

Mi momento con Marlon

Bio

Mencionado en Who’s Who in America, visit pasó más de 40 años trabajando en Hollywood y en Roma, symptoms primero como montador de sonido y posteriormente se hizo coach de diálogos y director de largometrajes en Italia. En Hollywood colaboró en el diálogo de las bandas sonoras de dos películas ganadoras de Oscar: El exorcista y E.T.- El extraterrestre. Fue el primer Director de diálogo de post-producción (ADR) admitido en la Academy of Motion Picture Arts and Sciences. Trabajando de películas dirigidas por Steven Spielberg, approved John Huston, Peter Brook, Vittorio de Sica, y Mel Brooks; supervisó sesiones de ADR con Marlon Brando, Al Pacino, Jack Nicholson, Richard Burton, Jessica Lange, Bruce Willis, en Los Angeles, Roma, New York y Londres; creó efectos vocales para las películas Depredador, Proyecto X, y E.T.- El extraterrestre. Desde 1989 hasta 1991 fue director de audición con el famoso profesor Sanford Meisner y dirigió talleres de actuación de estudiantes de Meisner en Los Angeles; publicó un estudio sobre el método de acción física de Stanislavski y desarrolló una original técnica de ensayo descrita en ACTING … A STRING OF BEADS ©1995; and ACT NOW: A New Approach to the Old Techniques of Acting ©201. Autor de HOLLYWOOD: Below and Beyond ©2012, an illusory memoir. En 1994 ocupó el puesto de Director de escena en California: Santa Barbara Actors Theater, Victoria Hall Theater Company; impartió talleres de actuación y puso en escena las producciones de teatro I Am a Camera, The Zoo Story, Speed The Plow, True West, Lion in Winter, The Country Girl; co-dirigió y puso en escena una original revista musical: Cole & Will: Together Again! Durante 10 años enseñó actuación, dirección y ecritura de guiones para las escuelas de la New York Film Academy e impartió talleres en todo el mundo, en NYC, Paris, Bilbao, Budapest, Cerdeña, Milán, Florencia, Nigeria y Abu Dhabi.

Mi IMDB

Accede

Gallery – Theatre credits

Cole & Will: Together Again!   Santa Barbara

Artículo: It’s a kind of magic